-    Escrito por gon

Cambiar cuerdas violin

Si estás leyendo este artículo es porque definitivamente tu profesor aún no te ha enseñado a poner unas cuerdas. Es algo que se da muy a menudo entre los instrumentistas noveles y que algunos tardan en aprender unos años. Sin embargo, cuando se te rompe una cuerda en casa y no puedes tocar hasta conseguir la ayuda de alguien es una mala solución. Hoy en Espaciomusica te damos algunos consejos para que aprendas a cambiar las cuerdas a tu violín.

violin-antoniopalomaresLo primero que tienes que hacer es comprar cuerdas para tener de reserva. Las cuerdas del violín suelen romperse por múltiples motivos, desde cambios de humedad y temperatura a pequeños roturas en la cuerda que son casi imperceptibles…  Lo normal es comprar algún juego completo de la marca Dominant o Pirastro. Aunque están popularizándose entre los estudiantes marcas chinas y americanas mucho más asequibles aptas para el estudio.

Lo segundo es que te familiarices con las cuerdas, no hay que explicarte el grosor que tiene cada una pero a grandes rasgos la ‘prima’  es la cuerda más finita y se pone en la primera clavija de la derecha si miramos desde el mástil del violín, la ‘segunda’  es un poco más gruesa que la prima y se colocará en la segunda clavija de la derecha mirando desde el mástil. La ‘tercera’ corresponde a la segunda clavija de la izquierda mirando desde el mástil y la ‘cuarta’ se coloca en la primera clavija de la izquierda mirando desde el mástil del violín.

Una cuerda de violín tienes dos partes, a un extremo tiene un hilito coloreado y en el otro una bolita metálica. Bien, la parte de la bolita metálica es se pone en el cordal y la otra en la clavija.

Cuando una cuerda se ha roto, limpia el espacio de la clavija y del cordal de los restos de cuerda rota. Coge una cuerda nueva y primero la introduces en la clavija correspondiente y giras opuesto a ti. Aunque yo he visto de todo. Si tienes alguna duda deja un comentario e intentaré explicartelo mejor. Enrollas un poco la cuerda y coges el extremo con la bolita y lo metes en el hueco del cordal. Si usas tensor lo metes en el espacio que te deja el metal justo por dejabo del cordal. Una vez enganchada la cuerda tanto en la clavija como en el cordal sólo tienes que tensar, hazlo con cuidado porque la cuerda puede romperse de nuevo.

Consejos

No dejes tu violín en lugares donde haya cambios de temperatura o humedad.

Mantén en buen estado las clavijas.

Si las clavijas están muy duras puedes pintar con un lápiz la parte de la clavija que entra en contacto con la cuerda, pero n te pases o no podrás mantener tensa la cuerda.

Si tu clavija no fija la cuerda y se te desafina cada dos por tres significa que cambies la clavija o que necesitas una pasta para echar en la clavija y que frene la pérdida de tensión. Pregunta a tu luthier o en tu tienda de instrumentos habitual.

Foto| Antonio Palomares