Escrito por

DevilDriver finaliza las grabaciones del próximo disco

¿Recuerdan a aquella banda Coal Chamber? Si, aquella formada por 3 muchachos llenos de piercings, colores y una mujer en el bajo que no hacían más que comportarse como muñecos de trapo. Eran hijos adoptivos de los exitosos Soulfly.

El baterista John Boeckin ha comentado: “Este álbum posee una vibra más seria y enfocada que no hemos logrado en los discos anteriores. Una canción es particularmente la más alocada y con patterns en doble bombo como nunca antes había creado. La parte vocal de Dez es realmente diferente a lo anteriormente hecho. Todo esto es nuevo para nosotros pero sigue siendo absolutamente brutal.”

Mientras otras bandas desean deshacerse de los sellos discográficos a los que pertenecen, los DevilDriver an renovado el contrato con Roadrunner Records. El último disco de la banda editado en el 2007 bajo el nombre “The Last Kind Words” ha vendido más de 70.000 copias en los Estados Unidos.

EspacioMusica.com

Newsletter