Escrito por Tendenzias

La magia del mundo del espectáculo

El mundo del espectáculo, el del chóu bísnes, como dicen los americanos, tiene un algo especial, es indudable.

Da igual que sea un set de cine, un estudio de radio, un escenario de un teatro o un plató de televisión. La magia, al igual que el amor, está en el aire.

Sin embargo, al igual que sucede con el amor, no se respira la misma magia en todos los sitios. El teatro, el cine y la televisión son mentiras, maravillosas mentiras, por otra parte.

Pero la radio o un concierto de música son de verdad.

Allí la magia está presente en cada palabra, en cada acorde, en cada silencio.

Sin embargo, cuando uno se dedica al mundo del rock and roll, corre el riesgo de saber demasiado.

Visto de lejos, el mundo del espectáculo es un gran teatro con enormes rótulos de neón, fascinantes y deslumbrantes. A medida que uno se acerca, es decir, cuando uno comienza a trabajar en el mundillo, se da cuenta de que los rótulos no son tan brillantes, de que la mayoría de las bombillas están fundidas y de que lo que, de lejos nos parecía un edificio mágico y espectacular, tan sólo es una madera pintada.

Y, pese a conocer las mentiras de este mundillo, algunas maravillosas y necesarias, otras vulgares y prescindibles, la magia sigue estando presente.

Porque, por mucho que uno sepa, los pelos se siguen poniendo de punta cuando uno entra en un estudio de radio o cuando asiste a un concierto.

Y eso, sólo lo provoca la magia.

EspacioMusica.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos