Los tres minutos de Otis Redding
0 votos

Los tres minutos de Otis Redding

La música es, en muchas ocasiones, ingrata, como todas las demás Artes, con aquellos que dedican todas sus energías a ella. Uno puede pasarse toda la vida persiguiendo a las escurridizas Musas o intentando rozar con la punta de los dedos el anhelado éxito y, sin embargo, sólo cuando uno comparte plato y mantel con Dios o el Diablo, puede contemplar su obra finalizada.

Este fue el caso de un muchacho nacido en Dawson, Georgia, un 9 de Septiembre de 1941.

Un chico que dedicó toda su vida a la música y, justo cuando la música comenzaba a devolverle todas las sonrisas, la fatalidad, el destino, la casualidad o la ingratitud de la misma, se cruzó en su camino con forma de accidente de avión un 10 de Diciembre de 1967, a la tierna edad de 26 años y, para más inri, justo cuando faltaban menos de tres minutos para que el avión aterrizara.

El mismo año en el que una revista muy prestigiosa en la época, Melody Marker, lo había elegido mejor cantante del año, después de haberle otorgado la misma distinción a Elvis Presley los 9 anteriores.

El mismo año en el que había actuado en el mítico festival de Monterrey, junto a Hendrix o The Who.

Y, cómo no, el mismo año en el que salió su éxito póstumo, ése que sólo pudo saborear compartiendo mesa y mantel con Dios o el Diablo, esos mismos escasos tres minutos que le faltaron para aterrizar sano y salvo, esos mismos escasos tres minutos que dura su Sittin’ on the dock of the bay.

otis-redding.jpg

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>