Escrito por Tendenzias

Música, Evolución y Física

Poco o nada tiene que ver la Física, la de los Newton y compañía, con el mundo de la música y, sin embargo, tienen en común uno de los principios fundamentales.

La música, al igual que la materia, ni se crea ni se destruye. Simplemente se transforma. Esto, por supuesto, no hay que tomarlo a rajatabla, pues negaríamos el proceso básico de la creación artística y, sin embargo, es bastante cierto.

Toda música es esclava de su época, de sus usos y de sus costumbres. Y da igual que los utilice para ir a favor de viento, como para protestar contra cualquier cosa que se menee. El punk nace a finales de los 70, no sólo como movimiento musical, sino como una manera de protesta contra la cultura establecida.

El pop, en cambio, suele nadar a favor de corriente y, rara vez, encontraremos letras comprometidas.

Serían dos ejemplos de estilos musicales esclavos de su tiempo.

El pop existe siempre, desde que la música es música y, no importa si, en su momento se le llamaba pop a la música que tocaban los juglares, al sonido que sacaba el chamán de la tribu de los troncos huecos o a la ópera que sonaba en los palacios de la Viena del XVII.

El punk, a finales de los 70, el rock, a finales de los 50, la música electrónica a mediados de los 80, son, todos ellos, estilos rompedores con lo establecido que enriquecen el panorama musical y que hacen que la propia Música, con eme mayúscula, siga viva y goce de buena salud.

Y esto es la música como sentimiento.

Otra cosa es la música como negocio.

Pero eso será otra historia.

EspacioMusica.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos