Escrito por

Premios Grammy 2011

Una de las ceremonias más esperadas en el mundo de la música es sin lugar a dudas la entrega de los los más destacados en distintos géneros musicales, celebrada en los Estados Unidos anualmente en una fecha determinada del mes de Febrero.

 Jagger Grammy 2011

Desde el año 1958 que los premios Grammy causan furor, ya que quienes se llevan el gramófono dorado suelen ser coronados automáticamente al estrellato en el año de su coronación, aunque lo más importante es lo que ocurre en su escenario, con la presentación de los artistas que están sonando en todas las radios, junto a verdaderas leyendas de la música.

Con un comienzo emotivo que tuvo un homenaje a la reina del Soul, Aretha Franklin (propiciado por Yolanda Adams, Christina Aguilera, Jennifer Hudson, Martina McBride y Florence Welch) se dio inicio a una nueva gala de los premios Grammy, que tuvo un punto máximo con la combinación entre Rihanna y el rapero Eminem, que intepretaron Love The Way You Lie.

También Rihanna hizo lo suyo en compañía del rapero canadiense Drake cuando interpretó su canción What’s My Name de su placa Loud, estrenada el 12 de Noviembre del año pasado, y que significó su quinto álbum de estudio, donde logró experimentar con nuevas corrientes del Dance-Pop recibiendo críticas más que favorables.

Con su estrellato en pleno crecimiento, también estuvo presente el juvenil Justin Bieber, el criticado astro de YouTube que fue nominado en las categorías de Mejor Álbum Pop y también como Artista Revelación, y pese a no haberse llevado ninguna premiación, hizo lo suyo en el escenario, en compañía de Usher y el joven rapero Jaden Smith (hijo del actor Will Smith)

En un gran despliegue de modas extravagantes, tal como nos tiene acostumbrados, la transgresora Lady Gagá interpretó Born This Way, corte de difusión del disco homónimo que estará en las calles el próximo 23 de Mayo, y que será nada más y nada menos que su segundo álbum de estudio, prometiendo ser un trabajo claramente superador del disco que la lanzó al estrellato, The Fame Monster.

El punto máximo de la noche fue cuando la eterna leyenda del Rock, el mismísimo Mick Jagger, apareció en el escenario para re-interpretar Everybody Needs Somebody To Love, un clásico ya interpretado junto a sus Rolling Stones, y que eligió para homenajear a Salomon Burke en esta noche de los premios Grammy.