Primer Viña Rock en Benicàssim: El rock ardió bajo el agua
0 votos

Primer Viña Rock en Benicàssim: El rock ardió bajo el agua

Luego de una agitada y polémica previa por la disputa por los derechos sobre la marca del festival entre la promotora Matarile y el ayuntamiento de Villarrobledo, finalmente se llevó a cabo -los días 27, 28 y 29 de Abril- la XII edición del Viña Rock, en su nueva locación de Benicàssim. Claro está que ni dicho conflicto legal, ni la mala pasada del clima con sus copiosas lluvias, pudieron empañar la magia y la energía de estas tres inolvidables jornadas de comunión entre el público y los artistas.

La enorme concurrencia (alrededor de 50.000 personas) que arribó a la bella localidad de Benicàssim generó atrasos en las principales vías de acceso y desbordó ampliamente las plazas de las zonas de acampada disponibles (capacidad para 20.000 personas), debiéndose habilitar un área extra con 12.000 lugares más, lo que confirma una vez más que Viña Rock es el festival de rock más convocante de España.

vinarock1.jpg

Como cada año desde su primer realización en 1996, el Festival de Arte Nativo Viña Rock transmitió su espíritu trasgresor y alternativo. Este año, el recinto del festival se compuso de cuatro diferentes escenarios, cada uno de ellos con un estilo propio: Matarile (pop-rock), Repúblicca (música de fusión y mestizaje), New Rock (metal) y Sennheiser (reggae y hip-hop); en los que se dieron cita los 72 artistas convocados en esta edición.

La fiesta se inició hacia las seis y media de la tarde, hora en la que la que desde los escenarios Repúblicca y New Rock arrancaron las actuaciones de La Pulquería y Runic. A continuación llegaron las presentaciones del sevillano “Poncho K” con la potencia que da su mixtura de flamenco y rock urbano; la del contundente espectáculo de Gojira que -desde el escenario “New Rock”- dio a su público una fuerte dosis de buen metal; y también la de Los Despistaos quienes brindaron una excelente performance con la que atravesaron gran parte de su historia musical. Cuando la noche ya estaba madura – y de hecho también muy mojada por las intensas lluvias que cayeron- llegó la esperada Bebe, quien cautivó a la audiencia, especialmente a la hora de interpretar sus éxitos más esperados como “Siete horas” y “Malo malo”. Tras ella siguieron los no menos excelentes recitales de Stravaganzza, Medina Azahara, el virtuoso guitarrista Rosendo y los históricos Barón Rojo, que aprovecharon la ocasión para rememorar muchas de sus primeras canciones. Ya pasada la medianoche, el baile se apoderó del público al son del ritmo de Manu Chao y de Huecco que elevaron la térmica de la noche al tocar “Clandestino” y “Mala Vida” o “Tacones Baratos” y “Rayos”. Así finalizaba una noche –la primera del festival- a todo lujo y a toda música sobre Benicàssim.

vinarock-manu-chao-2.jpg

La segunda jornada del Viña Rock lamentablemente no pudo brillar tanto como la noche de apertura, aguada por las intensas lluvias que dejaron a los fans sin las actuaciones de muchos de sus ídolos y ocasionaron la evacuación de más de 1.000 personas en distintas escuelas de la ciudad. La tarde había arrancado con toda normalidad hacia las 16.30 con las presentaciones de La Troba Kung-Fú, Hora Zulú, Puto Largo. Con lluvias cada vez más intensas, la tarde continúo con muy buenos recitales como los fueron los de las bandas Kaótiko, Kortatu y Skizoo. Los primeros incidentes a causa del agua empezaron rondando las 21 hs., con apagones en los escenarios Repúblicca (durante la presentación de Canteca de Macao) y Matarile (mientras sonaba Mago de Oz), y fue entonces cuando la organización del evento decidió aplazar las actuaciones de Sociedad Alkohólika, Siniestro Total y Pata Negra programadas para estos dos escenarios. Pero la fiesta no por eso se acabó, grupos como Warcry dejaron una intensa performance con una muy buena interacción con el público que festejó temas como “La vieja Guardia” y “Ulises”. La segunda noche se cerraba, a la espera de un guiño favorable de la meteorología que permitiera –como todos esperaban- un cierre a todo rock para el Viña Rock 2007.

Hacia las 15.30 del domingo se inició la última velada de esta primera edición del Festival en Benicàssim, y –por suerte- esta vez el tiempo cedió dejando que el cierre del Festival de Arte Nativo fuera verdaderamente explosivo. El primer sonido de la tarde provino del punk-rock de Siniestro Total, uno de los grupos reprogramados a causa del temporal del sábado. Los muchachos de Vigo realmente encendieron al público con sus éxitos “Las tetas de mi novia” y “Niña de la Galeira” con la que cerraron su show con toda la energía que los caracteriza. El público siguió vibrando con la potente fusión de rock, reggae y ska de los valencianos Obrint Pas que dieron un sólido show sobre el escenario Repúblicca. Más tarde, la adrenalina se apoderó del escenario Sennheiser cuando llegadas las 19 horas “Tres Coronas”, inundó el recinto con una muy buena performance de hip-hop, que fue continuada por las destacadas actuaciones “raperas” de Falsalarma, La Excepción y SFDK. Ya entrada la noche, finalmente le tocó el turno a Sociedad Alkohólika (sin duda el recital con más convocatoria del domingo) quienes hicieron un repaso de su discografía y, por supuesto, se despacharon con los temas más aclamados por su público como “Moxtalo”, “Perra Vida” y “Nos vemos en Berlín”. Otros dos puntos fuertes fueron Saratoga y Reincidentes. El primero de ellos hizo una recorrida por los principales hitos de su repertorio tocando canciones como “Las puertas del cielo” y “Ave Fénix”. Por su parte, los de Reincidentes inauguraron la medianoche interpretando temas como “Holocausto” y “Basta ya!” para un público realmente enfervorizado. Mientras tanto el escenario New Rock era copado por los internacionales integrantes de “Ill Niño (son de países como Venezuela, Perú, Brasil y Guatemala.) que le dieron un toque especial al festival a través de sus letras de crítica socio-política, como por ejemplo en su protesta a raíz de la guerra de Irak (“This is war”). Casi cerrando la noche el ska tomó protagonismo con Skalariak que dio un show lleno de ritmo y coronado con una increíble “batuka”. Finalmente, la despedida del festival estuvo a cargo de Los Delinqüentes y dejó flotando en la madrugada de Benicàssim la intensidad de su rock´n roll flamenco con temas como “Caminito del almendro”, “La primavera trompetera”, y “Ya nadie te quiere”.

Así transcurrió el primer Viña Rock con residencia en Benicàssim. Con una increíble concurrencia de fanáticos del rock que desde toda España encendieron este maravilloso Festival de Arte Nativo, en el que el eterno fuego del rock vibró con cada acorde y al que nada –ni el más obstinado de los temporales- pudo apagar.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comentarios

  1. fabio dijo...

    Buenas en primer lugar decir que me da mucha pena, que el fiestival se halla trasladado,porque ahora nos tendremos que perder el villarockbledo o el viña, pero yo me quedo con el lugar y no con el nombre…Además creo que el ayuntamiento ha sabido resurgir de sus cenizas, pero ese e otro tema.
    En realidad sole he empezado este comentario para decir que en mi opinion el festival con más asistencia de españa a sido el extremusica con casi 70000 espectadores. y decir también que ese es un festival de rock, el viña ya no tanto y no tiene tanta publicidad a nivel nacional como el Viña. Eso si, no discuto que me hubiese encantado ver a esos grupos, pero ya me chirrian los dientes al oir la palabra Viñarock