Escrito por

Queen y el sueño de Brian May

Existen determinados grupos que, por muchos años que pasen, continúan, si no siendo noticia, sí generando titulares. Es el caso de los grupos atemporales, los que pertenecen al imaginario colectivo, leyendas de la música que, aunque hayan pasado más de mil años, muchos más, desde su último trabajo, sus ritmos y letras siguen estando tan vigentes como el primer día.

Tal es la circunstancia de la banda británica Queen que, pese a haber transcurrido casi 16 años (que se dice pronto y aún puedo recordar con toda exactitud dónde me encontraba cuando me enteré) desde que Freddie Mercury partiera hacia el lugar donde habitan los genios, siguen de rabiosa actualidad por diversos motivos.

En primer lugar, el musical We will rock you que, sin desmerecer a todos los demás que han surgido como las setas en plena temporada alrededor de grupos de más o menos éxito, es uno de los homenajes mejor realizados que uno puede contemplar hoy día sobre la mítica banda.

Y, en segundo lugar, los constantes rumores sobre una nueva gira del grupo, con las sempiternas especulaciones sobre quién será el candidato a sustituir, sólo mientras interpreta sus canciones (porque siempre serán suyas), al monstruo nacido en Zanzíbar.

La última vez que Queen o, mejor dicho, que Brian May juntó a los muchachos, porque sin Freddie ya nunca serán Queen, hizo una gira, el elegido fue Paul Rodgers, cantante de Bad Company. ¿El resultado? Muy lejos del que May hubiera conseguido si su idea original se hubiera podido llevar a cabo porque, como suele suceder, la elección de Rodgers no fue tal, sino una falta de opciones.

El sustituto ideal para May y, me consta que estuvieron muy cerca de lograrlo, era Queen por el mundo.

¿Se cumplirá algún día el viejo deseo de May? ¿Veremos a George Michael interpretando las canciones de Queen? El tiempo dirá si se trata de genios condenados a entenderse o si únicamente fue un maravilloso sueño.