Escrito por

Spandau Ballet: elegancia y sofisticación

Spandau Ballet, banda británica formada en Londres en 1979, lideró el movimiento de renovación del Brit-Pop que fue denominado “nuevos románticos”. El grupo, con la elegancia y la sofisticación por bandera, alcanzó altas cotas de popularidad durante su corta trayectoria (se disolvieron en 1990).

Spandau Ballet (que, para los que no tenemos el idioma de Shakespeare como lengua materna, siempre presenta la contradicción de cómo pronunciar la segunda palabra del nombre, si bálet o el más lógico balét) tuvo trayectorias diferentes a ambos lados del Atlántico, teniendo en su Gran Bretaña natal el feudo donde alcanzaron mayor popularidad, no sólo a nivel musical, sino como fenómeno fan, dividiendo una vez más a la Humanidad entre los partidarios de los Ballet y los de Duran Duran, el otro máximo exponente de los románticos británicos.

Claramente influenciados por Roxy Music, tuvieron sus mayores éxitos con sus dos primeros álbumes, Diamond (1982) y True (1983), alcanzando los singles de ambos discos el Top 10 en las listas británicas y americanas.

Parade (1984), inició su declive en el mercado americano, no así en el europeo, manteniendo su popularidad hasta la salida de Through the barricades (1986), para terminar su carrera, como tantos grupos de la llamada década prodigiosa (los 80), con su Heart like a sky (1989), con el que dieron por concluida su trayectoria.

Elegancia y sofisticación son sinónimos de Spandau Ballet, un grupo que, a diferencia de gran parte de sus coetáneos, supo mantener un estilo propio más allá de las pasajeras modas, condenadas a ser flores de un día.