Escrito por

Subastas, vendiendo las joyas de la abuela

¿No es triste este lento desguace de aquellos que admiramos?

Una guitarra que usara Hendrix por aquí, una servilleta con un borrador de London Calling por allá…

¿Por qué esa pequeña violación de quienes hicieron historia?

¿Acerca más a un millonario con Jim Morrison el hecho que en algún oscuro sótano tenga resguardada, sólo para sus ojos, la última taza de la que bebió? 

¿No es mucho mejor honrar a las leyendas en la memoria y en el sentimiento, que hacer altares mínimos con sus objetos personales?

Algunos no lo creen así. Probablemente ni siquiera los seres más cercanos a estos artistas, pues deciden con estas subastas deshacerse de todo lo que les uniera a ellos.

En realidad subastan la dignidad de los artistas… 

Este es el caso de par de anteojos que perteneció a John Lennon, y se encuentra en subasta en una casa de remates británica.

La subasta, a través de la página web 991.com, se extenderá todo el mes de julio, y en el primer día ofrecieron hasta 1.3 millones de dólares, se estima que la oferta final ascenderá a 2 millones.

“Nuestros teléfonos no paran de sonar. Se desató una guerra de oferentes”, declaró John Warner, director de ventas de la casa de subastas, que se especializa en objetos relacionados con la música.

Los anteojos fueron regalados en 1966 por Lennon al traductor Junishi Yore, después de una de las últimas presentaciones de los Beatles en Tokio.

Otro par de lentes idéntico se encuentra en el museo Beatle en Liverpool, asegurado por 2.034 millones de dólares.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos