Escrito por

The Clash: The Singles

The Clash se formó en Londres en 1976 y, si a los Sex Pistols se les considera los padres del punk, el grupo londinense es la madre.

Idealistas y fieros, lejos del nihilismo de sus compatriotas, los Clash se mostraron desde sus comienzos como una banda de rock de su época, transgresora y rebelde.

Además de la lógica estética, con los cuadros escoceses y las crestas puntiagudas, aportaron algo que les diferenciaba de los demás.

Sus canciones y letras tenían cierto contenido, gracias a la espléndida labor que, en ese sentido, realizaron Joe Strummer y Mick Jones.

Es decir, eran rebeldes con causa.

Ahora, más de 30 años después de su formación, volvemos a encontrarnos con un disco que reúne todos sus singles.

Como no podía ser de otra manera y, fieles a la sencillez que siempre les ha caracterizado, el disco se titula The Clash: The Singles.

Una ocasión, de ésas que sólo se las ponían a Fernando VII, como se suele decir, para que, todos aquellos que no hayáis tenido la ocasión de disfrutar de este grupo, podáis hacerlo.

Una oportunidad, no sólo de regalaros el oído sino, si sois amantes del punk, descubrir la historia de este movimiento cultural que tuvo su origen en el Londres de finales de la década de los 70, de la mano de uno de los grupos pioneros y, desde mi humilde punto de vista, los mejores dotados, musicalmente hablando.

Es el momento de volver a los cuadros y las crestas.

Aunque sólo sea a través de las canciones que componen este disco.