Escrito por

The Planets, Gustav Holst, parte 2

La primera de las siete piezas es “Marte”, la más feroz de las piezas existentes en la música, que evoca una escena de batalla de proporciones inmensas con su métrica de 5/4 y ciertas disonancias. Holst dirigió que debería ser tocada algo más rápida que una marcha regular dándole un carácter mecanizado e inhumano. Martees la pieza más famosa de Holst.

La calma “Venus” y la propiamente satisfecha “Júpiter” también son muy reconocidas y muestran influencias de Vaughan Wiliams, Stravinsky, Elgar y Schoenberg.

Por otro lado, “Urano” parece compartir cierto carácter frenético al estilo de “The Sorcerers Apprentice” de Duka, pero Holst no conocía aquel score del Frances. “Neptuno” propone un clima absolutamente misterioso y evoca escenas de otros mundos.

La más original es Saturno y es la favorita de Holst dentro de sus siete movimientos.

Si bien Holst vivió para el descubrimiento de Plutón en el 1930 y su aceptación como planeta, eligió no incluirlo en su suite. Parece haber sido una gran decisión de Holst, el no incluírlo, ya que en el año 2006, la International Astronomical Union, tomó la decisión de quitarle a plutón el estatus de planeta.

Sin embargo en el 2000, Colin Matthews compuse una pieza llamada “Pluto: The Renewer” que ocasionalmente de interpretaba junto con la obra The Planets de Holst.

Holst dirigió a la London Simphony Orchestra en su primera grabación de The Planets en el año 1926.

Según notas de su hija Imogen, Holst no logró plasmar los fade outs de los coros femeninos de la manera que los había escrito. La performance de esa grabación luego fue editada en LP y CD.

1. Mars, the Bringer of War 2. Venus, the Bringer of Peace 3. Mercury, the Winged Messenger 4. Jupiter, the Bringer of Jollity 5. Saturn, the Bringer of Old Age 6. Uranus, the Magician 7. Neptune, the Mystic

EspacioMusica.com

Newsletter